Desarrollo del proceso para escribir cuentos coeducativos: Analizamos personajes y estereotipos

sábado, 24 de enero de 2015


Ilustración  Jennie Harbour

TAREA 1


LLUVIA DE IDEAS
  • Leemos el cuento y a partir de ahí deberéis realizar una lista de verbos, sustantivos y adjetivos, …, relacionados los PERSONAJES DEL TEXTO que os han tocado.
  • En los adjetivos y verbos vas a encontrar los prototipos que siempre hemos visto, y al lado escribiremos un antónimo, que tratará de dar un enfoque igualitario a nuestro relato

Algunas propuestas que se van generando en los grupos de colaboración

Grupo 3 "Cenicienta..." 

Cuentos de Coeducativos de princesas








TAREA 2


ELEGID TÍTULO A VUESTRO CUENTO

Alternativas propuestas al cuento:
  • "El príncipe cenizo" (elegido por Motril y Medina del Campo)
  • "La web de Cenicienta"
  • "La madrastra buena y el genio padrino"

Tras realizar la lista deberéis crear oraciones con esas palabras, y luego montarlas en párrafos, según la parte del cuento que nos toque trabajar. Tenemos que tener en cuenta que tratamos de crear “versiones” coeducativas e igualitarias de ese cuento, por lo que las frases deben ir en esa línea


"El principe cenizo se despertaba como todos los dias entre luz....  "

CURIOSIDAD: existe una enfermedad llamada El síndrome de Cenicienta, en las que una persona busca ser cuidada o querida acusando a alguien cercano de maltrato, es decir buscan la compasión de otros mediante la pena y la mentira. Aunque esto no es lo que le pasaba a nuestra Cenicienta del cuento, pues sus maltratos si eran reales.


ELEMENTOS A TENER EN CUENTA EN EL ANÁLISIS DE PROTAGONISTAS:

Según Adela Turín, historiadora del arte, escritora italiana y una de las personas que desde los años setenta más ha contribuido a la reflexión y al análisis de los sesgos sexistas en los cuentos



El protagonista masculino es aventurero, valiente, creativo, divertido. Ellos siempre ganan y rescatan a la chica, son muy listos y poderosos, por eso siempre se les premia casándose con la princesa, siempre hermosa y dispuesta a acompañarle el resto de su vida, sin rechistar.

En el caso de los personajes femeninos es otra historia totalmente distinta. Ellas suelen tener rasgos muy tradicionales y estereotipados: son niñas o mujeres frágiles, que se dedican normalmente a tareas domésticas, tienen una existencia muy desgraciada hasta que llega el valiente héroe a salvarlas, son delicadas e ingenuas.... En definitiva, ¡que tienen mucha suerte porque el Príncipe las ha elegido a ellas para comer perdices juntos y las van a proteger durante toda la vida!


Y otro de los aspectos destacables de los estereotipos que se repiten en algunos cuentos clásicos son las moralejas finales que nos transmiten. He aquí un ejemplo de la moraleja que incluye Perrault al final del cuento de la Cenicienta:



“La belleza es, para la mujer, un raro tesoro. Nadie se cansa nunca de admirarla. Pero la gracia no tiene precio, pues es más valiosa que la hermosura. Eso fue lo que otorgó a Cenicienta su madrina, adiestrándola e instruyéndola tanto y tan bien que hizo de ella una reina. (Porque también este cuento tiene una moraleja.) Bellas, ese don vale más que un hermoso peinado para cautivar un corazón, para alcanzar una meta. La gracia es un verdadero don de las hadas; sin ella nada se logra, con ella, todo se puede logra”.



Y a vosotros/as , ¿qué historia os gusta más?

1 comentarios:

  1. Hola. me gusta mucho como estructuras las actividades sobre los cuentos. Me quedo con Ceniciencia. Soy una clásica y espero a mi príncipe azul!

Publicar un comentario

Te agradecemos tu comentario: