Pronto, comenzamos de reformas

Pronto, comenzamos de reformas
Bienvenida la buena voluntad, las razones de la inteligencia, el trabajo voluntario. No queremos personas rencorosas, que traigas malos rollos, y que promuevas o hayas promovido el mooving laboral.

AbriL / Microrrelatos con ImaGen /

domingo, 31 de marzo de 2013
Microrrelato I

Microrrelato II

Microrrelato III

Los microrrelatos —también llamados relatos hiperbreves, minirrelatos, nanocuentos…— son, como su propio nombre indica, relatos brevísimos. El tamaño, en este caso, importa: la única exigencia del microrrelato es su brevedad.

No existe una receta para escribir microrrelatos, sin embargo, puede ser útil leer algunos para ver cuáles son sus características más destacables y elaborar, a partir de ellos, nuestros propios relatos. Si, en general, en un texto literario todos los elementos son imprescindibles en el microrrelato esto es especialmente importante:

Cada adjetivo, cada sustantivo, cada signo de puntuación tiene su razón de ser y su función en el relato
Al tratarse de textos tan breves, la selección de los elementos es fundamental y la connotación de cada significante ha de ser lo más rentable posible, porque no hay espacio para que sobre nada. Fíjate que, por lo general, los microrrelatos son los únicos textos en los que el resumen es más largo que el propio texto.

Los microrrelatos pueden adoptar cualquier forma. Pueden ser textos narrativos, descriptivos, etc

Algunas características que los definen:

  1. La extensión de un microrrelato debe abarcar como máximo hasta las 150 o 200 palabras 
  2. El texto debe ante todo sugerir, no contar. 
  3. Juega con el doble sentido de las palabras.
  4. El título es crucial porque sirve para economizar el texto que viene después 
  5. El microrrelato debe contener una historia, una narración de algo. 
  6. Las palabras que se escojan para escribir un microrrelato deben ser las justas y necesarias. 
  7. El final es lo más importante, es ahí donde el lector debe recibir la "bofetada"
Una última cosa… 

Es conveniente, leer muchos textos, tanto de escritores clásicos como actuales. No seas impaciente. Éste es un género que precisa mucha práctica. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Te agradecemos tu comentario: